Existió realmente Jesús de Nazareth

11.07.2020

Jesús de Nazareth
Jesús de Nazareth

En la época del Imperio Romano, el emperador Titus, con la ayuda de su antecesor Vespasiano, armaron un enorme cuento tomando lo que se sabía de las creencias de la zona de Egipto y Palestina, de documentos confiscados de la extinta biblioteca de Alejandría, para armar un complot e imponer a la gente la idea de un mesías nuevo que le ordenaba obedecer ciegamente a Roma.

Desde la época de Vespasiano se había iniciado una campaña para imponer a los súbditos del Imperio Romano la idea de que el César era un enviado de Dios o un Dios. Los movimientos religiosos pre-judaicos de la zona no soportaban la idea que el emperador fuera una figura divina, atacando a guarniciones romanas y derribando estatuas.
Con Nerón de emperador, el general Vespasiano captura un rebelde y uno de los líderes del movimiento y de nombre Josephus Bar Mathias, quien explicó cómo funcionaban las creencias y se presentó al general como un vidente, se ganó el aprecio y el perdón al decirle a Vespasiano que sería el siguiente emperador romano. Josephus traicionó a este movimiento y empezó a trabajar para los romanos, con la promesa de que no lo matarían.
El Imperio Romano entró en problemas con tanta rebelión en las zonas conquistadas, en el año 68, el Senado todavía con poder, presionó a Nerón y este acabó suicidándose al año siguiente, quedando Vespasiano como emperador y su hijo Titus como general de toda la zona de Palestina. Inicio una campaña para arrasar y destruir las ciudades de la zona de rebelión, borrando y confiscando todo documento de la época que tuviera que ver con la rebelión, entonces Titus quedó como el héroe de Roma.

Los Flavianos (Vespasiano-Titus-Domiciano)
Los Flavianos (Vespasiano-Titus-Domiciano)

Roma nunca destruía todo a su paso, siempre se quedaba con una copia que era confiscada y llevada a Roma, lo que hoy conocemos como la biblioteca del Vaticano.
El Imperio Romano decidió influenciar en las religiones pre-judaicas de la época, para que fueran convenientes a los intereses de Roma, así en el año 69, surgen el Cristianismo y Judaísmo. El emperador Titus junto con su padre Vespasiano ordenaron que se escribieran las escrituras, con la ayuda de varios intelectuales palestinos, entre ellos el historiador Josephus, convirtiéndose por sus servicios al Imperio Romano en Flavius Josephus. Así que la conexión Flavianos-Titus-Josephus fueron los verdaderos creadores de la cristiandad y el Mesías Jesús.

Flavius Josephus
Flavius Josephus

El Imperio Romano armó la religión católica para tener a la masa controlada, la creación de un "policía interno" en cada persona, que prevenga que se rebelen en contra de lo establecido, pero esta figura de Jesús fue creada con el propósito de modificar la mente de los súbditos para que les sea más fácil no solo explotar y controlarlos sino también de mantenerlos como esclavos totalmente incapaces de defenderse pues solo dan la "otra mejilla". Para muchos Jesús simboliza todo lo bueno en la vida y en la existencia misma, razón por la cual no solo muchas ramas de la religión se han erguido sobre su concepto dejando todo lo demás, sino que innumerables personas o individuos lo han tomado como algo de dónde o de qué aferrarse en la vida. Las personas hablan con él a diario, lo tienen presente todo el tiempo y ya es un "mecanismo de supervivencia", mecanismo para afrontar la realidad de la dureza de la vida. Es por esto que se niegan a ver más allá y se ciegan ante la mera posibilidad que sea falso.
El que la gente siga usando a Jesús como representante de todo lo bueno es justamente lo que desean, para con él continuar con las atrocidades contra la humanidad.
Roma nunca cayó, sigue en el poder, solo se transformó con el tiempo. Los romanos son los Iluminatis, los romanos hoy son el cabal y el César es el Papa, no hay diferencia. Siguen usando sus religiones base para controlar a la población Judaísmo, Cristianismo e Islam, su monstruo de tres cuerpos, su máquina de control de masas, las tres religiones son lo mismo, con variantes o modificaciones de acuerdo a las necesidades de control y a las necesidades de una población particular, todo con el fin de controlarnos mejor o para tener una excusa para promover la división entre pueblos.

El símbolo de Jesús es un límite para el crecimiento espiritual y personal de las personas, no es un símbolo de paz, es de conformarse con lo social-mente establecido y es un símbolo de sumisión absoluta ante controladores y ante el poder establecido. Deben ser libres de pensamiento y creer en si mismos, sin delegarle su poder a nadie más y sin limitaciones.

Si quieren ampliar información les dejo los dos vídeos donde Swaruu de Erra narra todo lo que sucedió en aquella época.