La verdad sobre la Luna

10.11.2019

Recomiendo que leáis antes el artículo vivimos en una matrix.

La Luna es una nave de guerra de construcción artificial por la raza andromedana, se utilizó en la batalla que se libró contra los reptiles hace 12.500 años, formando parte de la flota de la Federación Galáctica. Esta guerra terminó con la destrucción del 75% de la flota tanto reptil como de la Federación.

La Luna por tanto es una nave de guerra bioesfera dañada en esta guerra, que la Federación optó por colocar en la órbita de la Tierra para así poder controlar a los reptiles sobrevivientes.

La forma en que la Luna intentó controlar a los reptiles fué mandando una frecuencia destructiva hacia la Tierra, utilizando 12 reactores ( actualmente sólo 4 en funcionamiento), creando así las bandas Van Allen y metiendo a la Tierra en una burbuja electromagnética de 7,8 Hz. de frecuencia. Este rango de frecuencia al que nosotros llamamos 3D nos limita mucho nuestra percepción, haciendo difícil que manifestemos lo que en realidad deseamos, ya sea por apegos de ésta u otra vida, o por acuerdos de tu espíritu antes de la encarnación en tu cuerpo.

Hay que recalcar que los reptilianos voltearon a su favor este hecho negativo con un hackeo de la Matrix 3D y haciendo a la civilización humana su esclava, con control mental y con la imposición del dinero y religiones como principales estandartes para controlarnos.

El aspecto real de la Luna no es otro que una nave de guerra muy parecida a la estrella de la muerte de Star Wars, silenciado desde hace miles de años con un holograma de cráteres sin profundidad ninguna, emitido desde la misma Luna hacia su superficie, así que imaginaros la cantidad de mentiras y desinformación que salen diariamente de agencias como la NASA, pero eso ya lo contaremos en otro artículo.