Test PCR y Test rápidos

25.08.2020

Test PCR y Test Rápidos
Test PCR y Test Rápidos

Me gustaría compartir con vosotros las conclusiones sobre los Test PCR y Test rápidos del abogado Luis de Miguel Ortega según las reflexiones del decano del Colegio de Biólogos de Euskadi, es muy importante saber de que se habla cuando nos están diariamente bombardeando con cientos de positivos por Test PCR y al mismo tiempo los gobiernos no paran de sacar medidas para privarnos de nuestra libertad, y con este control y confinamiento se está viniendo abajo toda la economía mundial.

Se generan incertidumbres mediante la técnica de PCR y sobre todo de los test rápidos empleados actualmente, y los falsos positivos:

  1. Como primera incertidumbre, se sabe que con esta técnica un positivo no quiere decir que este sea viable o no, es decir, que tenga capacidad de infectar o no, ya que para ello tendríamos que ir a confirmación mediante cultivos celulares.
  2. Como segunda incertidumbre, no se tiene claro a ciencia cierta si el SARS-CoV-2 se ha aislado correctamente, se puede confundir el virus de ARN con vesículas extracelulares o exosomas que contienen proteínas y ARN, que se pueden confundir con un virus habiendo sido necesario que ese aislamiento se hubiese ajustado a los postulados de Koch, lo cual, según dijo la misma OMS, no llegó a cumplirse. La única prueba que se ha presentado es la secuenciación de nucleótidos en base a bibliotecas genómicas.
  3. Como tercera incertidumbre los test de PCR hacen una secuenciación de un material genético que tiene que transformar previamente ARN a ADN y luego hacer la lectura de la secuencia de nucleótidos y que coincida con lo que se supone pertenece al virus, pero el problema es que la PCR sólo analiza unos 200 nucleótidos mientras que la secuencia genómica del virus tiene cerca de 30.000, luego el fragmento para comparar es muy pequeño.
  4. Como cuarta incertidumbre el SARS-CoV-2 comparte el 80% de su genoma con el SARS-CoV-1 y, por tanto, ser este el que se detecta y no el 2, además de poder coincidir con otros coronavirus.
  5. Como quinta incertidumbre la prueba de PCR es complicada desde el punto de vista que un pequeño fragmento se amplifica millones de veces, por lo que cualquier fragmento de ARN que pudiera haber en la sangre o en una muestra celular se amplificaría de ahí que pudiera haber muchos falsos positivos, por lo que se puede deducir que de todos los casos positivos que se detectan al menos el 50% son falsos positivos.

Los datos empíricos de las Rt-PCR tienen muchas deficiencias, como prueba que se vincule específicamente a SARS-CoV-2 con la COVID-19, ya que en donde se han hecho muestreos significativos encontramos un 80% de asintomáticos y un 17% de "sintomáticos leves", es decir, con síntomas inespecíficos como tos o fiebre baja, (recordemos que los coronavirus están frecuentemente presentes en las mucosas de personas con catarro o resfriado).

También hay que tener en cuenta la evolución del porcentaje de positivos con respecto del total de test realizados, la cual no siguió una progresión pandémica durante los meses de crisis en Europa (marzo a mayo).

Creo que uno de los problemas que se ha generado con estos test es como se ha llevado a cabo su utilización, en una primera fase de escalada del virus, aún con las incertidumbres del mismo, y admitiendo que todos los positivos fueran enfermos con el virus, esta técnica se podía utilizar como herramienta para la planificación sanitaria con el fin de ordenar los colapsos que se dieron en los centros hospitalarios.

Pero teniendo en cuenta todas estas incertidumbres del test, y sabiendo que los biólogos somos los profesionales que realmente controlamos la técnica de PCR se debe decir que en el momento de la desescalada no se puede utilizar como principal herramienta una técnica con tantos falsos positivos para tomar medidas de tipo socio-político de influencia directa en la economía del país, cuando lo realmente esencial en este momento es controlar que no haya ni un número importante de hospitalizaciones ni de ingresos UCI en los centros sanitarios.

Es decir, que lo que realmente se ha hecho diferente a lo que se hace con el virus de la gripe ha sido la forma de testear a las personas. En cualquier caso hay que tener en cuenta desde el punto de vista jurídico lo que sigue:

  • La realización de una prueba PCR, constituye una acto sanitario
  • Como prueba sanitaria debe ser realizada por personal sanitario y no por personal auxiliar, militar, policial sin supervisión sanitaria directa de la realización de la prueba y de su resultado.
  • La realización de la prueba requiere de consentimiento informado.  Requiere que el explorado tenga toda la información médica, administrativa y legal sobre la prueba, sus derechos y obligaciones, de forma clara y por escrito si así lo necesita o desea el explorado.
  • Dentro de la información deben existir las posibilidades de contraste, pruebas confirmatorias, consecuencias de los resultados, posibilidad de recurso administrativo o judicial.
  • No existe en la legislación española la posibilidad de realizar diagnósticos de forma involuntaria.
  • El diagnóstico involuntario requiere de una ley y de un desarrollo reglamentario, de un procedimiento administrativo y de la posibilidad de un recurso judicial.
  • NUNCA JAMÁS un juez puede autorizar una PCR de forma involuntaria ni movilizar a la policía sin garantizar los derechos del paciente, sin contradicción e igualdad de armas. Las autorizaciones administrativas o judiciales para realizar PCR de forma coactiva o involuntaria constituyen un ilícito penal.

Ante la realización de un prueba PCR, el ciudadano DEBE:

Solicitar al funcionario que le ofrezca la prueba, toda la información disponible sobre la misma (Marca, Lote, marcado CE, especificaciones técnicas, fiabilidad, especificidad)

  1. Solicitar al funcionario la base legal escrita que justifica la realización de la prueba.
  2. Solicitar al funcionario el reglamento del proceso de toma de muestras y garantías de contraste, segunda opinión.
  3. Solicitar al funcionario información legal sobre la negativa a realizarse la prueba, consecuencias y las vías de recurso administrativo.
  4. En caso de que no nos informen de lo anterior hay que presentar inmediatamente una reclamación ante Atención al Paciente o ante la Gerencia de Salud para que conste la situación, y nos quedamos con copia de la reclamación.
  5. En caso de que no exista la posibilidad de presentar reclamación inmediatamente, grabaremos la conversación con el funcionario tanto si la conversación es telefónica como presencial.
  6. En caso de amenazas y coacciones por parte de sanitarios y policías, es importante no perder la calma y hacer preguntas aclaratorias ¿por qué? ¿para qué? ¿cómo?. Toda pregunta aclaratoria supone una confirmación de las amenazas. Cualquier amenaza debe ser denunciada por escrito ante un juzgado o comisaría.
  7. En caso de que se personen policías para pedir datos o para notificar al juzgado o para coaccionar con la prueba, grabar y preguntar sobre los derechos que tienen el ciudadano a negarse o a obtener información. Grabar.

En caso de que la policía intente entrar en el domicilio para la realización de la prueba o para llevarlo al hospital hay que

  1. Grabar la situación,
  2. Manifestar la negativa a que entren en casa,
  3. Solicitar el escrito de autorización judicial,
  4. Solicitar la presencia del Secretario Judicial -Letrado de la Administración de Justicia- para que levante acta, 
  5. Manifestar oposición a la prueba,
  6. Solicitar asistencia letrada inmediata,
  7. Si nos detienen invocar HABEAS CORPUS. Hay que decir bien alto y ante todos los funcionarios que veamos que solicitamos HABEAS CORPUS, es decir, comparecer inmediatamente ante un juez.
  8. Ante el juez hay que manifestar lo ocurrido: No se ha provisto de información de la PCR, ni del procedimiento, ni de las garantías sanitarias, administrativas y judiciales.

MUY IMPORTANTE.
Cualquier persona que se sienta acosada debe intentar seguir unas pautas de seguridad
Intente no estar nunca solo. Al hacer trámites, gestiones, ir al hospital, intente ir acompañado.
Lleve siempre el móvil con batería cargada y con suficiente memoria para grabar.
Grabe en vídeo el contesto y si solo tiene audio hágalo con cuidado de que se escuche bien las dos voces.
No modifique ni altere la grabación de ninguna manera. No edite ni mejore el audio.
Si puede, suba el archivo inmediatamente a una nube, a un correo o a lo que sea. Evite que alguien -médico o policía- borre lo grabado. Si puede grabar y transmitir en directo, mucho mejor (periscope, youtube, etc.)
Tenga paciencia y no pierda la calma. La situación busca un estado de desesperación y violencia: no le den gusto a los criminales que buscan su desesperación.